CIRUGÍA DE LA MANO

La Enfermedad de Dupuytren se caracteriza por la formación de nódulos y cuerdas fibrosas en la palma de la mano, causando una contractura en flexión en uno o varios dedos, lo que origina una pérdida progresiva en la función de la mano al no permitir abrirla por completo.

Existen diversas técnicas disponibles para el tratamiento de la Enfermedad de Dupuytren , que van desde la simple sección del tejido fibroso contraído hasta su extirpación completa o, en casos seleccionados ,el uso de otros tipos de procedimientos mínimamente invasivos.

El tratamiento quirúrgico de la Enfermedad de Dupuytren, se practica bajo anestesia regional (durmiendo el brazo) y normalmente no requiere ingreso hospitalario.

Posterior a la cirugía será necesario mantener una supervisión constante de su evolución y continuar con un plan intensivo de rehabilitación para recobrar el movimiento y función de la mano de manera óptima.

Durante el movimiento de los dedos, los tendones flexores de la mano se deslizan libremente por dentro de un túnel formado por poleas (vaina flexora). En ocasiones, el revestimiento de los tendones puede inflamarse y producirse un estrechamiento en su paso a través del túnel (Tenosinovitis estenosante, Dedo en Gatillo, Trigger finger”). Esto puede ocasionar dolor, “chasquido” o sensación de atrapamiento del dedo, y en ocasiones producirse un bloqueo verdadero, impidiendo su extensión.

El tratamiento tendrá por objetivo eliminar el bloqueo y permitir el movimiento completo del dedo. En algunos pacientes, la infiltración local de medicamentos antiinflamatorios puede aliviar los síntomas. Sin embargo, en otros casos será recomendable el tratamiento quirúrgico, que consiste en la apertura de la polea para permitir que el tendón pueda volver a deslizarse libremente.

La cirugía de tratamiento del Dedo en Gatillo, se puede realizar bajo anestesia local o regional (durmiendo el brazo) y no requiere ingreso hospitalario.

Posterior a la cirugía se insistirá en la movilidad activa del dedo para recobrar el movimiento de manera óptima.

Los Quistes Sinoviales o Gangliones, representan los tumores benignos más frecuentes de la mano, presentándose como una masa de consistencia blanda, que puede ser dolorosa o no, y localizándose habitualmente a nivel de la muñeca, la base de los dedos o las articulaciones digitales.

Estas lesiones pueden cursar de manera asintomática, cambiar de tamaño a lo largo del tiempo o incluso desaparecer espontáneamente, por lo que en algunos casos pueden no requerir cirugía, sin embargo, si el quiste es doloroso, limita la función o resulta estéticamente inaceptable, puede tratarse de manera quirúrgica.

Además de éstas lesiones, pueden existir una gran variedad de tumores en la región de la mano., que dependiendo de su naturaleza requerirá de un tratamiento específico. El Dr. Orozco puede ofrecerle orientación sobre el diagnóstico y tratamiento indicado en cada caso.

El Síndrome del Túnel Carpiano es la causa más frecuente de compresión nerviosa en el miembro superior y es producida por la compresión del Nervio Mediano a nivel de la muñeca.

Los pacientes pueden presentar sensación de adormecimiento en los dedos inervados por el N. Mediano (pulgar, índice, medio y mitad del anular), dolor en la palma de la mano y en los casos severos debilidad o torpeza en los movimientos. Frecuentemente despiertan por la noche con sensación de entumecimiento total de la mano.

Aunque inicialmente se puede realizar un tratamiento conservador mediante el uso de férula nocturna y modificando el patron de uso de las manos, eventualmente será necesaria la descomprensión quirúrgica del nervio.

El tratamiento quirúrgico del Síndrome del Túnel Carpiano, se practica bajo anestesia local o anestesia regional (por comodidad del paciente) y no requiere ingreso hospitalario.

Los primeros días tras la cirugía, se utilizará un vendaje almohadillado para su comodidad, posteriormente se le instruirá sobre los ejercicios a realizar para una pronta recuperación.

Además del Nervio Mediano, existen otros nervios pueden verse afectados por síndromes de compresión. El Doctor Orozco puede evaluar su caso y ofrecer el tratamiento más indicado para su situación.

Las Lesiones de los Tendones de la mano a menudo suelen ser infravaloradas, sin embargo, sin el tratamiento indicado y oportuno , la función del dedo y de la totalidad de la mano puede verse seriamente comprometida.

El tratamiento a realizar variará según la gravedad y la localización de la lesión, pudiendo ir desde la reparación primaria o la liberación del tendón, o requerir el uso de injertos o transferencias tendinosas.

El tratamiento quirúrgico de las Lesiones Tendinosas, normalmente se practica bajo anestesia regional y dependiendo del caso se podrá realizar de forma ambulatoria o requerir una noche de hospitalización.

La rehabilitación postoperatoria es igual o más importante que la propia cirugía , para lo cual será indispensable la motivación y participación del paciente durante el periodo de rehabilitación para una óptima recuperación funcional.

Las Fracturas de la mano son las más frecuentes de la extremidad superior, sin embargo frecuentemente son infravaloradas, y sin recibir el tratamiento oportuno pueden verse complicadas con la presencia de deformidad, dolor o rigidez, comprometiendo la función de toda la mano.

Si bien algunas fracturas, dependiendo de sus características, pueden tratarse satisfactoriamente de forma conservadora mediante el uso de férulas, en otros casos se preferirá su tratamiento quirúrgico, lo que permitirá obtener una fijación más estable y una rehabilitación más temprana.

El tratamiento quirúrgico de las Fracturas de la mano, normalmente se practica bajo anestesia regional y dependiendo del caso se podrá realizar de forma ambulatoria o requerir una noche de hospitalización.

La rehabilitación postoperatoria es igual o más importante que la propia cirugía , para lo cual será indispensable la motivación y participación del paciente durante el periodo de rehabilitación para una óptima recuperación funcional.

Los dedos de la mano son especialmente vulnerables a sufrir heridas y lesiones por aplastamiento durante el uso de maquinaria (sierras, guillotinas, martillos, puertas, etc.)

El tratamiento de este tipo de lesiones tendrá por objetivo preservar la longitud y la sensibilidad del dedo, prevenir las contracturas y evitar la hipersensibilidad anómala (formación de neuromas), así como restaurar el aspecto estético del dedo, a fin de favorecer un retorno funcional temprano.

El tratamiento quirúrgico de las Lesiones de los Dedos, dependiendo de su severidad, puede ir desde la sutura simple, al uso de injertos o colgajos (movilización de tejido sano), y requerir de otros tipos de tratamiento en caso de existir lesiones asociadas (fracturas, lesiones tendinosas).

La cirugía de reparación de Lesiones de los Dedos, dependiendo del caso, se podrá realizar bajo anestesia local o regional (durmiendo el brazo) y normalmente no requiere ingreso hospitalario.

Posterior a la cirugía será necesario mantener una supervisión constante de su evolución y continuar con un plan intensivo de rehabilitación para recobrar el movimiento y función de la mano de manera óptima.

La mano esta expuesta a sufrir traumatismos de gran intensidad que conlleven la amputación traumática de uno o varios dedos, con una gran implicación funcional y psicológica para el paciente.

Las causas y mecanismos pueden ser muy diversos, aunque frecuentemente se producen en el contexto de accidentes de tráfico o laborales durante el uso de maquinaria (moto sierras, sierras circulares, guillotinas, etc.).

Si se actúa con prontitud, mediante técnicas de microcirugía es posible reimplantar el segmento perdido con una alta tasa de éxito.

El objetivo final de la Cirugía de Reimplante no consiste sólo en restablecer la circulación, sino en restaurar la mayor función posible en el segmento perdido, por lo cual , el Dr. Orozco deberá evaluar cada caso de forma individualizada, tomando en cuenta diversos factores tales como el “tiempo de isquemia”, la extensión del daño en los tejidos y el estado de salud del paciente.

Después de la cirugía será necesario mantener una supervisión constante de su evolución, y durante el periodo de recuperación, la participación y motivación del paciente serán indispensables. Así mismo, la posibilidad de cirugía secundaria para mejorar la función, debe ser contemplada.

La presencia de una Diferencia Congénita en la Mano de un recién nacido es normal que sea causa de preocupación y estrés en la familia.

Existen un gran número de malformaciones congénitas de la mano y se pueden presentar en diversos grados de complejidad. Dentro de las

malformaciones congénitas más comunes están la fusión de los dedos (Sindactilia) y la duplicación del dedo meñique y el pulgar.

El tipo de tratamiento dependerá de las características de cada caso, y tendrá por objetivo restaurar de forma temprana la función y el aspecto estético de la mano para permitir el correcto desarrollo psico-motriz y social del niño.

El área de la Mano Congénita es un campo muy amplio dentro de la Cirugía de la Mano. El Dr. Orozco puede ofrecerle orientación y tratamiento sobre el diagnóstico y procedimiento indicado en cada situación.

OTROS PROCEDIMIENTOS

CIRUGÍA RECONSTRUCTIVA

CIRUGÍA POSTBARIÁTRICA

+ INFO

TUMORES CUTÁNEOS

+ INFO

RECONSTRUCCIÓN POST MASTECTOMÍA

+ INFO

SECUELAS CICRATICIALES

+ INFO