CONTORNO CORPORAL

El área abdominal es una de la zonas más comúnmente tratadas en cirugía plástica,

El embarazo, y los cambios de peso, pueden producir flacidez y redundancia de la piel abdominal, así como la pérdida en el tono de los músculos del abdomen.

Mediante la Abdominoplastia es posible eliminar ese exceso de piel y tejido subcutáneo sobrante y restaurar la anatomía de los músculos de la pared abdominal, mejorando el contorno corporal y dejando una cicatriz resultante en una localización óptima, quedando oculta por la ropa interior.

Antes de someterse a un procedimiento de abdominoplastia es importante mantener un peso estable en el tiempo, sin cambios importantes, y haber satisfecho sus deseos de maternidad.

Existen varias modificaciones posibles en el procedimiento de abdominoplastia, por lo que será importante seleccionar la técnica adecuada para cada caso. En algunos pacientes puede estar indicado asociar un procedimiento de lipoaspiración para mejorar la definición del contorno abdominal.

El procedimiento de Abdominoplastia se realiza bajo anestesia general y habitualmente requiere una o dos noches de hospitalización.

El tiempo de recuperación para regresar a las actividades es alrededor de 2 semanas.

La liposucción es un procedimiento que permite remover el tejido graso subcutáneo mediante finas cánulas, a través de pequeñas incisiones localizadas en puntos estratégicos, para disimular su presencia.

Mediante la lipoaspiración es posible tratar los depósitos grasos localizados que no responden de manera adecuada a pesar de mantener una dieta equilibrada y la práctica de ejercicio. El abdomen, caderas y muslos son zonas habitualmente tratadas mediante este procedimiento, aunque su uso se puede extender a otras partes del cuerpo donde exista grasa localizada (rodillas, brazos, región pectoral (ginecomastia) y cuello).

Así mismo, en los casos indicados, el tejido graso removido puede ser transferirlo a otra región del cuerpo donde se desee aumentar el volumen de las partes blandas. lipofilling.

Es importante comprender que la liposucción no es un tratamiento de la obesidad, sino una forma de mejorar el contorno corporal mediante su modelación.

A pesar de que mediante la liposucción se eliminarán una cantidad fija de células grasas que no volverán a reproducirse, es recomendable complementar la intervención con una dieta sana y ejercicio., para mantener unos resultados óptimos en el tiempo.

Dependiendo de la extensión de la zona a tratar, el procedimiento de Lipoescultura, se puede realizar bajo anestesia local, regional o general y practicarse de forma ambulatoria o requerir una noche de hospitalización. Tras la intervención requerirá el uso de una prenda de compresión durante 1 mes aproximadamente y puede estar indicada la realización de mansajes de drenaje linfático para optimizar la recuperación.

El tiempo de recuperación para regresar a las actividades puede variar entre 1 y 2 semanas.

Las pérdidas importantes de peso y la falta de elasticidad de la piel, pueden condicionar laxitud en la parte interna de los muslos, ocasionando incomodidad durante la deambulación y un pobre aspecto estético.

Esta laxitud puede ser tratada eliminando el exceso de piel mediante una

Incisión localizada a nivel de la ingle, quedando camuflada por la ropa interior. En los casos más severos, puede ser necesario extender la incisión por la cara interna del muslo.

El procedimiento de Lifting de muslos, se realiza bajo anestesia regional o general y normalmente requiere una noche de hospitalización. Tras la intervención puede estar indicada la realización de mansajes de drenaje linfático para optimizar la recuperación.

El tiempo de recuperación para regresar a las actividades es alrededor de 2 semanas.

Los cambios importantes de peso y la pérdida de elasticidad cutánea con el paso de los años, pueden condicionar la laxitud de la piel de los brazos, adquiriendo un aspecto péndulo.

Esta laxitud , en general , puede ser tratada mediante una combinación de liposucción para aspirar el tejido graso y posteriormente eliminar el exceso de piel mediante una incisión , que dependiendo de la severidad del caso, se podrá localizar en la región axilar o en la cara posterior del brazo .

El procedimiento de Lifting de brazos, se realiza bajo anestesia general y normalmente requiere una noche de hospitalización. Tras la intervención puede estar indicada la realización de masajes de drenaje linfático para optimizar la recuperación.

El tiempo de recuperación para regresar a las actividades es alrededor de 2 semanas.

OTROS PROCEDIMIENTOS

CIRUGÍA ESTÉTICA

CIRUGÍA MAMARIA

+ INFO

FACIAL Y REJUVENECIMIENTO

+ INFO

REJUVENECIMIENTO FACIAL NO QUIRÚRGICO

+ INFO

CIRUGÍA GENITAL FEMENINA

+ INFO